Fin de semana en Berlín

Los incondicionales de las películas de época recordarán la leyenda de la película Gran Hotel, de 1932, en la que Greta Garbo susurraba la famosa frase: «Quiero estar sola». El hotel en cuestión es el Adlon de Berlín. Cualquiera que haya entrado en él encontrará lógico tal deseo en el que se conoce como uno de los hoteles más bellos del mundo. A nadie le amarga un poco de soledad en la intimidad que propicia la gran chimenea de la suite presidencial de 500 metros (con cristales antibalas), decorada con aire oriental, y vistas al todo Mitteberlin, el área de la ciudad de nuevo en alza.

Situado frente a la puerta de Brandenburgo,  fue concebido por Lorenz Adlon como el más opulento y avanzado hotel de la época. Se inauguró en 1907, y su primer huésped, el Káiser Guillermo II, quedó tan impresionado, que pagaba 145.000 dólares anuales para asegurar habitaciones a sus invitados.

En poco tiempo, todo el mundo –incluso el  rey de Inglaterra– quería alojarse en el Adlon que se convirtió en el lugar de encuentro del Who’s who internacional. Albert Einstein saludaba desde su suite, que hacía chaflán; Charlie Chaplin siempre se quedaba en la suite 101-114. Otros habituales eran Caruso, la bella Otero o el Nobel Thomas Mann.

Desgraciadamente, el Adlon se incendió tras la Segunda Guerra Mundial, pero en 1997 volvió a reconstruirse con todo su esplendor. Tiene 337 habitaciones diseñadas para cubrir las más exigentes demandas. La grandeur clásica, a la vez que íntima, se intuye desde el magnífico hall que preside la gran fuente central. Destacan los espaciosos cuartos de baño, donde no faltan las sales de Bvlgari. En el piso inferior se han construido una piscina y un spa con los más exclusivos tratamientos de La Prairie.

Todo son servicios personalizados, incluida la excelente cocina de los tres restaurantes, uno de ellos un bellísimo jardín de invierno. Razones más que suficientes para que su  lista de huéspedes siga siendo impresionante: Bill Clinton, el Dalai Lama, Norman Foster, Robert de Niro o el mismísimo Plácido Domingo.

Hotel Adlon. Unter den Linen 77

D-100117 Berlín. Tel.: 00 49 30 2261035

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s